¿Cuál es la diferencia entre un Djembé y un Ashiko?

por Karen Castillo agosto 20, 2018 1 Comentario

¿Cuál es la diferencia entre un Djembé y un Ashiko?

En Tamboreria CDMX no sólo tenemos Djembés y Ashikos, también manejamos diferentes tambores como el Atabaque, Bongos, Shaman, entre otros...

Pero esta vez vamos a hablar de dos de los consentidos, el Djembé y el Ashiko...

¿Qué los hace tan diferentes? ¿Es diferente su sonido?


¿Estás listo para saberlo?

El djembe es un tambor en forma de cuenco, mientras que el ashiko tiene la forma de un cilindro. Contrariamente a la creencia popular, el tambor Ashiko no es una versión "masculina" del djembe.
La mayoría de las personas comete el error de llamarlo así por pensar que tiende a ser un puente entre el djembe y la conga. Geográficamente, estos tambores no tienen similitudes. 

El Ashiko tiene su raíz en la tierra Yoruba (Nigeria), mientras que el djembe es de la región de Malí y Guinea de África. Sin embargo, el djembe es similar al ashiko debido a su cabeza de piel de cabra, pero el ashiko produce un tono de graves más profundo debido a su forma de cilindro largo. El tambor ashiko tiene más tonos medios en comparación con el tambor djembe. 

¡ASÍ ES! ¡SUS SONIDOS SON MUY DISTINTOS!
¡TIENES MÁS DE DÓNDE ESCOGER!

 

Ahora hablemos del Ashiko y te darás cuenta de lo hermoso que es este instrumento.

El Ashiko tiene una voz espectacular y hermosa. Es un tambor étnico que se juega en el África subsahariana y también en América como Cuba. El instrumento musical en forma de atraque se originó en el oeste de África.

La gente tocaba el tambor para mantener vivas las tradiciones espirituales. El tambor Ashiko tiene una larga y rica tradición en la cultura Yoruba; ha estado presente desde el 9000 a.c. Funciona como un tambor parlante y también se toca durante las celebraciones comunitarias.

Sin embargo, el Ashiko se usa durante los desfiles callejeros y los carnavales. El fondo estrecho del tambor Ashiko está abierto, y la cabeza es ancha. El Ashiko está hecho de madera, y la parte superior está hecha de piel de cabra. Un Ashiko típico está tallado a mano, y no es un cono recto. El tambor es flexible en sus diseños, no está restringido a un tamaño distinto; el ashiko está hecho en diferentes tamaños.

Se introdujo por primera vez en los Estados Unidos en los años 30, pero su popularidad no duró mucho hasta que un baterista llamado Babatunde Olatunji de Nigeria resucitó el tambor místico nuevamente en los '50. Hoy en día, este instrumento musical se encuentra en las tradiciones y culturas Afro-Latinoamericanas y Afro-Caribeñas; esto es como resultado de la trata de esclavos en el Atlántico.

El tambor se toca con las manos desnudas y está afinado con cuerdas. Debido a la forma del Ashiko, el tambor puede producir una amplia gama de tonos y toca más bajo que el djembe.

 

¿Qué tal? ¿Ya sabes el sonido que quieres transmitir?

Espero te haya ayudado mucho esta explicación sobre el tambor Ashiko, para mi gusto es de los mejores tambores en cuestión de sonido, por supuesto. 

Recuerda seguir leyendo los blogs porque vienen más temas interesantes. 

Los quiero mucho, Karen Castillo.

 



Karen Castillo
Karen Castillo

Autor


1 Respuesta

WAKAN
WAKAN

diciembre 27, 2018

Muy buena la información sobre las diferencias. (Ashiko y Djembe).

Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.


Ver artículo completo

¡Se buscan grandes marcas de tambores!
¡Se buscan grandes marcas de tambores!

por Karen Castillo enero 14, 2019

¿Por qué las mejores marcas deberían estar con nosotros?

Ver artículo completo

¿Origen del Derbake o Darbuka?
¿Origen del Derbake o Darbuka?

por Karen Castillo enero 09, 2019

El derbake o darbuka es un instrumento de percusión de Oriente Medio con forma de cuenco que se puede hacer en cerámica, metal o plástico y se cubre con una piel de animal. 

Ver artículo completo

Música y tambores tarahumaras.
Música y tambores tarahumaras.

por Karen Castillo enero 02, 2019

¿Conoces el tambor tarahumara? ¿Sabes qué es este tambor tarahumara y de dónde viene?

Ver artículo completo